En un rato que, a priori, tenía que ser totalmente improductivo decidí que haría carteles. Así, porque sí, “a ver que sale”. Los bocetos volaron (aún vuelan) y, de momento sólo uno ha trascendido.

Se trata de un (fan)cartel para Zahara. ¿Que porqué Zahara? ¿Que eso es de nenas y que tu eres un macho pos-adolescente hecho y derecho? Bueno, la cosa es que fui a un concierto suyo pensando eso mismo -soy un sensiblón pero esta chica me excederá- y la chica se me ganó. No hay más, entré en la sala conociéndo solo un poquito de lo que hace y salí enamorado de su buen rollo y de  su música (gratis, gracias Suau).

Conclusión; a 2 metros y medio de una voz bonita me quedo vendido. Y muy feliz.

Bueno, al cartel. La tipo es Learning Curve (again, la amo) y el resto se explica por él mismo: muchacha+casi-guitarra bien pequeñito y la composición tratando de caer hacia abajo para empequeñecerlo aún más (ella es bajita y mona). He aprovechado la misma idea para hacer un wallpaper neutro digno de sus fans “en el armario”.

Anuncis